Sigue una secuencia

Lo mejor para cepillarse los dientes es seguir siempre una secuencia. La boca se divide en cuatro sectores, empezando por el sector de arriba a la derecha, después arriba a la izquierda, siguiendo por el sector abajo izquierda y terminando por el sector abajo derecha.

Dedícale tiempo

En el cepillado, además del orden en el que nos los cepillemos, es muy importante el tiempo que le dediquemos y la colocación del cepillo de dientes. Lo ideal en tiempo son treinta segundos por sector y un total de dos minutos para todos los sectores.

Usa una técnica

Debemos colocar el cepillo de dientes con una angulación de 45 grados a la altura del borde de la encía.

En cuanto a la técnica, es muy importante ir desde la encía hacia el diente y no al revés, porque de esta manera estamos evitando meter los restos de comida bajo encía, tampoco debemos hacerlo de lado a lado ya que esparciríamos la comida de lado a lado y no estaríamos limpiando. Siempre debemos hacerlo suavemente y con movimientos circulares.

No te olvides de la lengua

La lengua debemos cepillarla siempre, ya que es una superficie muy rugosa y donde se posan la mayor parte de las bacterias. Es muy importante que siempre lo hagamos de atrás hacia delante y siempre con el cepillo posicionado en horizontal. No es necesario llevar el cepillo hasta muy atrás, ya que esto nos puede causar nauseas. Con lo que mejor conseguimos la higiene lingual es como unos limpiadores con forma triangular que lleva su parte activa mas plana para así poder arrastrarlas hacia fuera.

Ideal 3 veces al día

Lo ideal es cepillarse los dientes después de cada comida, es decir, tres veces al día (desayuno, comida y cena) Las más importantes son después del desayuno y antes de irnos a la cama a dormir ya que si dejamos tanto tiempo sin higienizarnos, las bacterias actuaran dañando las piezas dentarias.

No te excedas con la pasta de dientes

¿Qué cantidad de pasta de dientes debemos poner en el cepillo? muchos piensan que cuanta más pasta de dientes pongamos, mas espuma se hará y mejor se limpiaran, error, cuanta mas pasta pongamos y más jabón se haga, antes escupiremos y antes dejaremos de cepillarnos, además puede incrementar el riesgo de ingerir pasta de diente.

La medida ideal de pasta de diente en el cepillo es el tamaño de un guisante, es decir, muy poquito, eso nos dará el resultado esperado.

Cambia el cepillo cada cierto tiempo

Debemos cambiar el cepillo de dientes cada tres meses aproximadamente porque las cerdas se van deformando y pierden eficacia. También se recomienda cambiarlo si se ha padecido alguna gripe o virus, ya que los gérmenes se pueden instalar en las cerdas y reactivar la infección.

Se recomienda finalizar el proceso con el uso de colutorios, pero jamás se debe sustituir el cepillado por ellos. El uso de enjuagues debe entenderse como un complemento al cepillado.