Los implantes dentales no provocan dolor una vez que el implante ha cicatrizado, al igual que un diente no duele el implante tampoco, si que es cierto que sufren las mismas enfermedades que los dientes, salvo la caries dental, pero al igual que los dientes debemos lavarlos y revisarlos anualmente ya que están soportados por tejidos óseo y envía que deben controlarse.

 

Los implantes no tienen sensibilidad al frio o al calor por lo que la sensibilidad dentaria no supone un problema