La mejor respuesta es que lo mejor es ponerse en buenas manos. Elegir el ortodoncista adecuado con experiencia y que domine las aparatologías más vanguardistas. Que pueda ofrecerte los mejores resultados indistintamente del tratamiento que se escoja.

Estudiar cada paciente y diagnosticar la complejidad del tratamiento es lo mejor para saber si es mejor los brackets o la ortodoncia invisible, déjate siempre aconsejar por especialistas.